13 de noviembre de 2012

Y en el mar entró la oscuridad...




"Era un día como cualquier otro, los primeros rayos de luz iluminaban el fondo de la bahía decorando el viejo navío forrado de coral de mil colores. Qué bien sienta estirar las aletas por la mañana. - Mira! Ya estoy viendo mi desayuno, curiosa forma la del gusano.- Abro la boca, un aleteo rápido y cierro rápidamente. Dolor y luego, oscuridad."


No hay comentarios:

Publicar un comentario